Tres temas en primera persona

| 15 noviembre, 2013

JS¡Hola, que tal!
Casi llegando al décimo quinto día del mes de noviembre de este 2013 (es casi medianoche en la capital dominicana y el calor es agobiante). Después de expresar mi pesar a un grupo de amigos por la muerte de una persona muy querida de la familia y antes de irme a la cama, arrojarme a los brazos de Morfeo, tomo la libertad de escribir sobre tres temas y ¡qué cosa! en primera persona.

De lo primero que se me ocurre hablar a mis fieles seguidores, es del sueldo navideño, el doble sueldo, la regalía pascual, el sueldo 13, o como usted prefiera llamarlo. Ese sueldo, mucho o poco, no es un regalo
que le hace a usted la empresa o institución en la que usted presta servicios. Es un derecho que usted se ha ganado, es un reconocimiento a su labor, a su trabajo y dedicación. No lo malgaste, ahorre, no haga alardes de querer tener lo que de verdad no necesita. Recuerde el dicho: “guarda pan pa´mayo y harina pa´abril”. Los tiempos malos llegan solos y lo que ahora quizás te sobra, mañana bien puede faltar.

Segundo tema, la delincuencia, cada día afina sus métodos. A cada momento son más sofisticados sus métodos para hacerse de lo ajeno, de lo suyo, de lo mío, de lo que con tanto trabajo y sacrificio nos ganamos. No andes llamando la atención con prendas. Anda con lo necesario para cada el día a día. No frecuentes lugares solitarios ni de poca iluminación. Al manejar, verifica si te siguen, de ser así, no te detengas en lugares desolados, busca protección de las autoridades o trata de llamar la atención de los transeúntes, eso aleja a los delincuentes o por lo menos no te atacarán delante de mucha gente.

Tema tres, que debió ser el primero, pero el orden de los factores (en la multiplicación) o de los sumando, en la adición, no altera el producto. Hace días quería decir que el gobierno, los funcionarios del gobierno dominicano; no están ahí para andar “complaciendo peticiones”, como la emisora aquella.

Eso de que a fulano o a mengano se le ocurre hacer una huelga por tal o cual razón y que de inmediato sea llamado a palacio para desactivar esa protesta, no me luce lógico.

Con el caso del pan ocurrió algo parecido a lo que comento: a alguien con poco en la “sesera”, se le ocurre anunciar un aumento en el precio de un producto de consumo masivo en la población. Una parte importante de la dieta del dominicano.

Desde el gobierno se prenden las luces de emergencia, se llama a los panaderos más rápido que inmediatamente y bajo “condiciones negociadas”, se pospone para enero el anunciado y cacareado aumento en el precio del pan.

Así las cosas, mañana podrían mañana ser los productores de huevo, los productores de salami, los choferes, todo al que le de la gana; pondrá de rodillas al gobierno y recibiría de inmediato la invitación de este o de aquel ministro, para sentarse a buscar más condiciones negociadas”¨, para posponer esto o aquello.

No así no es, el gobierno no está para complacer todas las peticiones por justas que parezcan, es hora de gobernar con manos firmes pero con el oído en el corazón del pueblo y con la cabeza fría. ¡Hasta luego!.

Por Juan Santana
El autor es periodista

Category: OPINIONES

Comentarios están cerrados.